La verdad sobre por qué no te manda mensajes si no le interesas

En el mundo de las relaciones y el coqueteo, puede resultar confuso cuando alguien muestra interés en ti al principio, pero luego deja de comunicarse de repente. Es común preguntarse qué ha pasado y por qué esa persona ya no muestra interés en ti. Es importante recordar que cada situación es única y que no se puede generalizar, pero hay algunas razones comunes por las que alguien puede dejar de enviarte mensajes si no le interesas.

En este artículo exploraremos algunas de esas razones para brindarte una mejor comprensión de las dinámicas de las relaciones y cómo interpretar las señales de interés. También te daremos algunos consejos sobre cómo manejar la situación y seguir adelante.

📖 Índice de contenidos
  1. No te manda mensajes porque simplemente no está interesado en ti
  2. Puede que esté ocupado o distraído con otras cosas
    1. La falta de interés puede ser una posibilidad
    2. Comunicación abierta y honesta
  3. Tal vez esté hablando con otras personas o saliendo con alguien más
  4. Podría estar indeciso o inseguro
  5. Tal vez simplemente no está interesado/a en ti
  6. Es posible que no quiera herir tus sentimientos diciéndote directamente que no está interesado
  7. Quizás solo está buscando una relación casual y no quiere comprometerse contigo
  8. Puede que no tengas compatibilidad o que no haya conexión emocional entre ustedes
    1. Puede que esa persona esté ocupada o distraída
    2. No te desanimes y mantén abiertas las líneas de comunicación
  9. Tal vez solo te ve como una amiga y no como alguien con quien iniciar una relación romántica
  10. Puede que tenga problemas personales o emocionales que le impidan entablar una relación en este momento
  11. Es posible que no esté listo para una relación o que esté enfocado en otros aspectos de su vida en este momento
    1. No te manda mensajes porque no está seguro de lo que quiere
    2. Podría haber otras razones externas que afecten su capacidad para comunicarse contigo
  12. No te tomes su falta de interés como algo personal, cada persona tiene sus propias preferencias y circunstancias
    1. No te obsesiones y sigue adelante
    2. Aprende a aceptar el rechazo como una parte natural de las relaciones
  13. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Por qué no me manda mensajes si no le intereso?
    2. 2. ¿Debería confrontarlo si no me manda mensajes?
    3. 3. ¿Debo preocuparme si no me manda mensajes?
    4. 4. ¿Qué puedo hacer si me preocupa que no me mande mensajes?

No te manda mensajes porque simplemente no está interesado en ti

Es posible que te hayas encontrado en la situación en la que alguien que te interesa no te manda mensajes. Puede ser frustrante y confuso, pero la verdad es que la razón más probable es que simplemente no está interesado en ti.

Es importante recordar que cada persona tiene sus propios gustos y preferencias. No todas las personas se sienten atraídas o interesadas en las mismas cosas. Por lo tanto, si alguien no te está mandando mensajes, no significa necesariamente que haya algo mal contigo. Simplemente puede ser que no eres su tipo o que no le atraes de la misma manera en la que él o ella te atrae a ti.

Es normal sentirse decepcionado o herido cuando alguien no muestra interés en ti, pero no debes tomarlo como algo personal. No puedes controlar los sentimientos o las acciones de otra persona. Lo mejor que puedes hacer es aceptar la situación y seguir adelante.

A veces, la falta de interés puede ser evidente desde el principio. Si has estado tratando de entablar una conversación y la otra persona responde de manera breve o poco entusiasta, es probable que no esté interesada en seguir la conversación. En esos casos, lo mejor es no insistir y buscar a alguien que sí esté interesado en ti.

En otros casos, la falta de interés puede ser más sutil. Puede que la otra persona no te mande mensajes con la misma frecuencia o entusiasmo que tú. Puede que te responda de manera educada pero no muestre mucho interés en seguir la conversación. En estos casos, es importante leer las señales y entender que la otra persona no está tan interesada como tú.

Recuerda que el amor y el interés no se pueden forzar. No importa cuánto te guste alguien, si esa persona no siente lo mismo, no hay nada que puedas hacer para cambiar eso. Es mejor centrarte en encontrar a alguien que sí esté interesado en ti y que valore tu compañía.

No te desanimes si alguien no te manda mensajes. Eso no define tu valor ni tu atractivo. Hay muchas personas en el mundo y seguro encontrarás a alguien que valore todo lo que tienes para ofrecer.

Puede que esté ocupado o distraído con otras cosas

Es posible que la razón por la cual esa persona no te está enviando mensajes no tenga nada que ver contigo. Puede que esté pasando por un momento ocupado en su vida o que tenga muchas distracciones que le impiden dedicar tiempo a conversaciones por mensajes.

Es importante recordar que todos tenemos diferentes responsabilidades y compromisos. Hay momentos en los que simplemente no podemos responder mensajes de inmediato, ya sea por trabajo, estudios u otras obligaciones. No debemos asumir que su falta de respuesta es un indicativo de desinterés hacia nosotros.

Si esta persona suele ser activa en otras áreas de su vida, como en sus redes sociales o en sus actividades diarias, es probable que su silencio se deba a que está ocupado con otras cosas y no a que no esté interesado en ti.

Recuerda que es importante darle a la otra persona el beneficio de la duda y no saltar a conclusiones precipitadas. No podemos controlar las circunstancias de los demás, pero sí podemos controlar nuestra forma de reaccionar ante ellas.

La falta de interés puede ser una posibilidad

Aunque es importante considerar otras razones antes de llegar a esta conclusión, también existe la posibilidad de que la persona simplemente no esté interesada en ti. Esto puede deberse a diversos motivos, como falta de conexión, diferencias de intereses o simplemente porque no siente una atracción romántica hacia ti.

Si notas que la comunicación es escasa o que siempre eres tú quien inicia las conversaciones, es posible que la otra persona no esté tan interesada como tú quisieras. En estos casos, es importante ser honestos con nosotros mismos y aceptar que no todas las personas sentirán lo mismo que nosotros.

Es fundamental recordar que el rechazo no es algo personal y que cada persona tiene sus propias preferencias y gustos. No debemos desanimarnos ni sentirnos menos valiosos por la falta de interés de alguien más. En lugar de aferrarnos a una persona que no muestra interés, es mejor enfocarnos en encontrar a alguien que sí lo haga.

Comunicación abierta y honesta

En cualquier situación, es importante fomentar una comunicación abierta y honesta. Si te sientes confundido o preocupado por la falta de mensajes, lo mejor que puedes hacer es hablar directamente con la otra persona.

Expresa tus inquietudes de manera calmada y sin acusaciones. Pregunta si hay alguna razón en particular por la cual no ha estado enviando mensajes o si hay algo que pueda hacer para mejorar la comunicación entre ambos.

La comunicación abierta y honesta es la clave para resolver cualquier tipo de conflicto o malentendido. Si la otra persona valora la relación y está dispuesta a trabajar en ella, podrán encontrar una solución juntos. Por otro lado, si la falta de mensajes es indicativo de una falta de interés real, es mejor saberlo y poder seguir adelante sin expectativas falsas.

La falta de mensajes de alguien no siempre implica que no le intereses. Es importante considerar otras razones antes de llegar a esta conclusión. Puede que la persona esté ocupada o distraída con otras cosas, y su falta de respuesta no tenga nada que ver contigo.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta la posibilidad de que la falta de interés sea real. En estos casos, es fundamental aceptar que no todas las personas sentirán lo mismo que nosotros y buscar a alguien que sí muestre interés.

La comunicación abierta y honesta es esencial en cualquier situación. Si te preocupa la falta de mensajes, habla directamente con la otra persona para aclarar tus inquietudes y trabajar juntos en mejorar la comunicación.

Recuerda que todos merecemos estar con alguien que realmente nos valore y que esté dispuesto a invertir tiempo y esfuerzo en la relación.

Tal vez esté hablando con otras personas o saliendo con alguien más

Es posible que la razón por la cual esa persona no te envía mensajes es porque está hablando con otras personas o incluso saliendo con alguien más. En el mundo actual, donde las aplicaciones de mensajería y las redes sociales nos permiten estar conectados constantemente, es común que las personas mantengan múltiples conversaciones al mismo tiempo.

Es importante recordar que cada individuo tiene sus propias circunstancias y prioridades. Puede ser que esa persona esté ocupada con su trabajo, estudios u otras responsabilidades, lo que limita su tiempo para responder mensajes. Además, es posible que esté pasando por una etapa de su vida en la que no está buscando una relación seria o simplemente no está interesado en establecer una conexión más profunda contigo.

En lugar de tomarlo como algo personal, es fundamental entender que no todos los encuentros o interacciones tienen el mismo significado para todas las personas. Cada uno tiene sus propias motivaciones y expectativas, por lo que es posible que no compartan el mismo nivel de interés o entusiasmo que tú.

Podría estar indeciso o inseguro

Otra razón por la cual esa persona no te envía mensajes podría ser que esté indecisa o insegura acerca de sus sentimientos. Puede estar pasando por un período de duda o reflexión, tratando de averiguar si realmente está interesado en ti o si desea seguir adelante.

Es importante recordar que las relaciones y los sentimientos no siempre son claros y definidos desde el principio. Algunas personas necesitan tiempo para procesar sus emociones y tomar decisiones. Pueden estar analizando si hay compatibilidad, si comparten los mismos valores o si están dispuestos a invertir tiempo y energía en una relación.

En este caso, es importante ser paciente y respetar el espacio de la otra persona. Presionarla para obtener respuestas o insistir en una comunicación constante puede generar aún más indecisión o incluso alejarla por completo. Darle tiempo y espacio para que reflexione y tome una decisión clara puede ser la mejor opción.

Tal vez simplemente no está interesado/a en ti

Finalmente, es posible que la razón más sencilla y directa por la cual esa persona no te envía mensajes sea porque no está interesada en ti. Aunque pueda resultar difícil de aceptar, es importante recordar que no todos los encuentros o conexiones generarán un interés mutuo.

En ocasiones, la química o la conexión emocional simplemente no están presentes. Cada persona tiene sus propios gustos, preferencias y atracciones, y es posible que no encajes en lo que esa persona está buscando en este momento. No significa que haya algo mal contigo, simplemente no hay una conexión suficientemente fuerte para que esa persona quiera continuar la comunicación.

Es importante recordar que todos merecemos ser correspondidos y valorados. Si esa persona no muestra interés en ti, es mejor seguir adelante y buscar a alguien que sí lo haga. Encontrar a alguien que esté genuinamente interesado en ti y te valore como persona es fundamental para tener una relación saludable y satisfactoria.

Es posible que no quiera herir tus sentimientos diciéndote directamente que no está interesado

Es posible que te encuentres en la situación en la que alguien con quien has estado saliendo o hablando no te manda mensajes, y puede ser que te preguntes por qué. Aunque pueda ser difícil de aceptar, una posible razón es que simplemente no le interesas de la forma en que tú esperas.

En muchos casos, la persona puede optar por no decirte directamente que no está interesada. Puede ser que no quiera herir tus sentimientos o que simplemente le resulte incómodo tener una conversación difícil. En lugar de eso, opta por dejar de mandarte mensajes o reducir su comunicación contigo.

Es importante entender que cada persona es diferente y tiene distintas formas de enfrentar estas situaciones. Algunas personas pueden preferir ser honestas y directas desde el principio, mientras que otras pueden evitar confrontaciones y optar por una estrategia más pasiva.

Si bien puede ser frustrante no recibir mensajes de alguien que te interesa, es importante recordar que no podemos controlar los sentimientos y las decisiones de los demás. Si alguien no muestra interés en continuar la comunicación contigo, es mejor aceptarlo y seguir adelante en lugar de esperar un cambio de actitud.

Es normal que nos hagamos preguntas sobre por qué alguien no nos manda mensajes, pero no debemos obsesionarnos con ello. En lugar de eso, es importante enfocarnos en nosotros mismos y en nuestra propia felicidad. Si alguien no muestra interés en nosotros, no debemos permitir que eso afecte nuestra autoestima o nuestras expectativas.

Recuerda que no todas las relaciones o interacciones funcionan y eso está bien. Es parte del proceso de conocer a diferentes personas y encontrar a alguien que sea compatible con nosotros. No debemos tomarlo como una afrenta personal, sino como una oportunidad para seguir buscando a alguien que realmente valore y aprecie nuestra compañía.

Quizás solo está buscando una relación casual y no quiere comprometerse contigo

Es cierto que muchas veces nos encontramos en situaciones donde conocemos a alguien y parece haber una conexión instantánea. Pasamos tiempo juntos, nos divertimos y todo parece ir bien. Sin embargo, de repente, esa persona deja de comunicarse con nosotros y nos preguntamos qué ha pasado.

Una posible explicación es que esa persona simplemente esté buscando una relación casual y no esté interesada en comprometerse contigo. Puede que haya disfrutado de tu compañía en ese momento, pero no está dispuesto a llevar las cosas a otro nivel.

Es importante tener en cuenta que cada persona tiene sus propias expectativas y deseos en una relación. Algunas personas están buscando algo serio y están dispuestas a invertir tiempo y energía en construir una conexión duradera. Mientras que otras, solo quieren pasar un buen rato sin ataduras emocionales.

Si esa persona no te manda mensajes o deja de comunicarse contigo, es posible que simplemente no esté interesado en tener una relación más profunda contigo. Puede que hayas sido divertido/a y atractivo/a en ese momento, pero no es suficiente para que esa persona quiera invertir más en ti.

Es importante recordar que esto no tiene nada que ver contigo como persona. No eres menos valioso/a ni menos interesante porque alguien decida no seguir adelante contigo. Cada persona tiene sus propias preferencias y no todas las conexiones serán mutuas o duraderas.

Lo más importante en estas situaciones es aceptar la realidad y seguir adelante. No te aferres a la esperanza de que esa persona cambiará de opinión o se dará cuenta de lo maravilloso/a que eres. En lugar de eso, enfócate en ti mismo/a y en encontrar a alguien que esté buscando lo mismo que tú.

Recuerda que mereces estar con alguien que te valore y que esté dispuesto/a a invertir tiempo y energía en construir una relación significativa contigo. No te conformes con alguien que solo quiere una relación casual si eso no es lo que estás buscando.

Puede que no tengas compatibilidad o que no haya conexión emocional entre ustedes

Es posible que te preguntes por qué esa persona que te interesa no te envía mensajes, incluso si parece haber una buena comunicación durante los encuentros cara a cara. La respuesta puede estar en la falta de compatibilidad o en la ausencia de una conexión emocional sólida entre ustedes.

La compatibilidad es fundamental en cualquier relación, ya sea amistosa o romántica. Si tus intereses, valores y objetivos de vida difieren significativamente de los de esa persona, es posible que no encuentre motivación para iniciar una conversación en línea contigo. Es importante recordar que cada individuo tiene sus propias preferencias y necesidades, y no todas las personas se sienten atraídas por las mismas cosas.

Además de la compatibilidad, la conexión emocional también desempeña un papel crucial en la comunicación en línea. La falta de una conexión emocional puede hacer que la otra persona no se sienta lo suficientemente cómoda o interesada como para querer mantener una conversación más allá de los encuentros presenciales. Es posible que se sienta más inclinada a comunicarse contigo cuando haya una conexión más profunda y significativa entre ustedes.

Puede que esa persona esté ocupada o distraída

Es importante tener en cuenta que todos tenemos vidas ocupadas y responsabilidades que pueden interferir en nuestra capacidad para mantener una comunicación constante con los demás. Es posible que esa persona esté pasando por un período de estrés, tenga mucho trabajo o esté ocupada con otras actividades importantes en su vida.

Además, también es posible que esa persona esté distraída por otras situaciones o problemas personales que le impidan dedicar tiempo a la comunicación en línea. Es importante recordar que cada individuo tiene su propia vida y circunstancias, y no siempre podemos controlar o entender completamente lo que está sucediendo en la vida de los demás.

No te desanimes y mantén abiertas las líneas de comunicación

Si te encuentras en esta situación, es importante no desanimarte ni tomarlo como un reflejo de tu propio valor o atractivo. Cada persona es única y tiene sus propias preferencias y circunstancias. No todas las personas estarán interesadas en mantener una comunicación constante en línea, incluso si hay una buena conexión en persona.

Es recomendable mantener abiertas las líneas de comunicación y expresar tus sentimientos y deseos de manera clara y respetuosa. Si realmente te interesa mantener una comunicación más constante con esa persona, puedes conversar con ella directamente y preguntarle sobre sus preferencias y necesidades en términos de comunicación.

Recuerda que cada relación es única y que la comunicación en línea puede variar según las circunstancias y las preferencias individuales. Mantén una actitud abierta y comprensiva, y recuerda que el interés y la compatibilidad pueden desarrollarse con el tiempo.

Tal vez solo te ve como una amiga y no como alguien con quien iniciar una relación romántica

Es posible que hayas experimentado la frustración de conocer a alguien y sentir una conexión especial, solo para darte cuenta de que esa persona no muestra interés en ti de la misma manera. Puede ser confuso y doloroso, pero es importante entender que no todas las relaciones tienen que convertirse en románticas.

Es posible que esa persona solo te vea como una amiga, alguien con quien pasar tiempo y compartir experiencias, pero sin ningún interés romántico. Esto no significa que no seas una persona maravillosa o que no tengas cualidades atractivas, simplemente no hay una chispa romántica entre ustedes.

Es importante recordar que cada persona tiene sus propias preferencias y gustos en cuanto a las relaciones románticas. Lo que a ti te parece una conexión especial, puede que para la otra persona sea simplemente una amistad. No debes tomarlo como algo personal ni menospreciar tu propio valor.

Es normal sentirse decepcionado o triste cuando alguien no muestra interés en nosotros de la manera que esperamos. Sin embargo, es importante recordar que no podemos controlar los sentimientos de los demás. No podemos forzar a alguien a sentir algo por nosotros si simplemente no está allí.

En lugar de lamentarte por lo que no es, es mejor enfocarte en las relaciones que sí tienes en tu vida. Valora a tus amigos y seres queridos, quienes te aprecian y valoran tal como eres. No te obsesiones con alguien que no te corresponde de la misma manera.

Recuerda que el amor y las relaciones románticas son complejas y no siempre siguen un camino predecible. Puede que encuentres a alguien más adelante que sí esté interesado en ti de la forma que deseas. Pero mientras tanto, disfruta de las relaciones que tienes y no te desanimes por aquellos que no te corresponden.

Puede que tenga problemas personales o emocionales que le impidan entablar una relación en este momento

Es posible que la falta de mensajes de esa persona que te interesa no tenga nada que ver contigo. Puede que esté pasando por problemas personales o emocionales que le impiden entablar una relación en este momento. Es importante recordar que todos tenemos nuestras propias circunstancias y que a veces necesitamos tiempo para resolver nuestros propios asuntos antes de poder comprometernos con alguien más.

Es posible que no esté listo para una relación o que esté enfocado en otros aspectos de su vida en este momento

A veces, cuando alguien no te envía mensajes o no muestra interés en ti, puede ser porque simplemente no está listo para una relación en este momento. Puede tener otras prioridades en su vida, como su trabajo, sus estudios o su familia, y no está dispuesto a comprometerse emocionalmente en ese momento.

Es importante recordar que cada persona tiene su propio ritmo y sus propias necesidades. Puede que esta persona esté pasando por un período de auto-reflexión o de crecimiento personal, y necesita tiempo para sí misma.

Si bien puede ser difícil de aceptar, es importante respetar las decisiones y los límites de los demás. Si esta persona te ha dejado claro que no está interesada en ti en este momento, es mejor aceptarlo y seguir adelante.

No te manda mensajes porque no está seguro de lo que quiere

Otra posible razón por la que alguien no te manda mensajes es porque no está seguro de lo que quiere. Puede estar indeciso sobre sus sentimientos hacia ti o sobre si quiere tener una relación contigo.

En estos casos, es importante darle espacio y tiempo para que pueda tomar una decisión. Presionar a alguien para que te dé una respuesta definitiva puede generar más confusión y frustración.

Es posible que esta persona esté pasando por sus propias luchas internas y necesita tiempo para aclarar sus sentimientos. Es importante tener paciencia y permitirle el espacio necesario para que pueda tomar una decisión que sea honesta y sincera.

Podría haber otras razones externas que afecten su capacidad para comunicarse contigo

Además de las razones personales mencionadas anteriormente, también existen otras posibles razones externas que pueden influir en la falta de comunicación de alguien. Puede que esté pasando por un momento difícil en su vida, como problemas familiares, estrés laboral o problemas de salud, que le impiden dedicar tiempo y energía a una relación.

En estos casos, es importante ser comprensivo y compasivo. Puede ser útil ofrecer apoyo y estar allí para esta persona, pero también es importante establecer límites y cuidar de ti mismo.

Recuerda que no puedes controlar las acciones o decisiones de los demás. Lo que puedes hacer es cuidar de ti mismo y rodearte de personas que te valoren y te den el trato que mereces.

  • Hay varias razones por las cuales alguien podría no enviarte mensajes si no le interesas.
  • Puede que no esté listo para una relación o que esté enfocado en otros aspectos de su vida en este momento.
  • También es posible que no esté seguro de lo que quiere o esté pasando por sus propias luchas internas.
  • Además, pueden existir razones externas que afecten su capacidad para comunicarse contigo.

En cualquier caso, es importante recordar que tu valor y tu dignidad no dependen de la atención o el interés de alguien más. No te conformes con menos de lo que mereces y no te obsesiones con alguien que no muestra interés en ti.

Enfócate en ti mismo, en tus metas y en rodearte de personas que te valoren y te den el trato que mereces. La persona adecuada llegará en el momento adecuado, cuando ambos estén listos y dispuestos a comprometerse emocionalmente.

No te tomes su falta de interés como algo personal, cada persona tiene sus propias preferencias y circunstancias

Es algo que nos ha pasado a todos en algún momento: conoces a alguien, intercambian números de teléfono y parecía que todo iba bien. Pero luego, de repente, esa persona deja de responder tus mensajes y te preguntas qué ha pasado. ¿Te habrá dejado de interesar? ¿Habrá encontrado a alguien mejor?

La verdad es que no debes tomarte su falta de interés como algo personal. Cada persona tiene sus propias preferencias y circunstancias que pueden influir en su comportamiento. Puede que simplemente no haya encontrado esa conexión especial contigo, o que esté pasando por un momento complicado en su vida que le impide dedicar tiempo a conocer a alguien nuevo.

Es importante recordar que el rechazo no significa que no seas lo suficientemente bueno o atractivo. No puedes controlar los sentimientos de los demás y no debes basar tu valía en la opinión de alguien que apenas conoces.

No te obsesiones y sigue adelante

Una vez que te das cuenta de que su falta de interés no tiene nada que ver contigo, es importante no obsesionarse con la situación. No pierdas tiempo y energía tratando de entender sus motivos o intentando convencerlo de que te dé una oportunidad.

En cambio, concéntrate en ti mismo y en las personas que realmente te valoran. No te cierres a nuevas oportunidades y sigue conociendo gente nueva. Es posible que encuentres a alguien mucho más compatible y que realmente esté interesado en ti.

Aprende a aceptar el rechazo como una parte natural de las relaciones

El rechazo es una parte natural de las relaciones y aprender a aceptarlo es fundamental para nuestro crecimiento personal. No todos los encuentros van a resultar en una conexión duradera y eso está bien.

Mantén una actitud positiva y no te desanimes por cada rechazo. Recuerda que cada vez que alguien no muestra interés, estás un paso más cerca de encontrar a la persona adecuada para ti.

No te tomes la falta de interés de alguien como algo personal. Cada persona tiene sus propias preferencias y circunstancias que pueden influir en su comportamiento. No te obsesiones, sigue adelante y aprende a aceptar el rechazo como parte del proceso de encontrar a la persona adecuada para ti.

Preguntas frecuentes

1. ¿Por qué no me manda mensajes si no le intereso?

Puede haber varias razones, como falta de interés, ocupaciones personales o simplemente falta de conexión.

2. ¿Debería confrontarlo si no me manda mensajes?

No necesariamente. Es importante respetar su espacio y tener una conversación abierta y sincera para entender sus motivos.

3. ¿Debo preocuparme si no me manda mensajes?

Depende del contexto. Si es una persona con la que tienes una relación cercana, puede ser algo a considerar. Sin embargo, cada persona tiene su forma de comunicarse.

4. ¿Qué puedo hacer si me preocupa que no me mande mensajes?

Comunícate de manera abierta y honesta con la persona en cuestión, expresando tus sentimientos y preocupaciones. Trata de entender su perspectiva y llegar a una solución en conjunto.

Tal vez te interese:   Señales claras de interés: cómo saber si le gustas a una mujer

Santiago Orellana

Santiago Orellana, Psicoterapeuta y autor que se enfoca en el análisis reflexivo y curiosidades de la mente humana.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad